Kids.CSIC-Fundación BBVA

Grandes Científicos

 Margarita Salas (1938-2019)

Dibujo de Margarita Salas• Nació en Canero, Asturias, el 30 de noviembre de 1938.
• 
Murió en Madrid, el 7 de noviembre de 2019.


Licenciada en Química por la Universidad Complutense de Madrid en 1960, se doctoró posteriormente en Bioquímica. Tras el doctorado, se marchó a  EEUU para trabajar en el laboratorio del Premio Nobel Severo Ochoa, que además, fue su mentor.

Pionera en el campo de bioquímica y la biología molecular en España. Una de las contribuciones más destacable de esta gran científica ha sido el método del ADN polimerasa phi29, que permite amplificar millones de veces el ADN para poder ser analizado, cuya patente ha sido, además, una de las más rentables del CSIC.



Biografía


Margarita Salas Falgueras nació en un pequeño pueblo de la costa asturiana, Canero, cerca de Luarca, en 1938. Su padre era médico psiquiatra y tenía un sanatorio en Gijón,  dónde se fueron a vivir ella y sus dos hermanos. Su madre, era maestra. Sin duda, la formación de sus padres influyó mucho en sus tres hijos.

José Salas, el padre, estuvo en la Residencia de Estudiantes y tuvo contacto con grandes intelectuales de la época (Buñuel, Dalí, Lorca, el propio Severo Ochoa…). Pero además de contacto, era amigo de Severo Ochoa (con el que tenía un cierto parentesco), amistad que influyó de manera decisiva en el interés de Margarita para dedicarse a la bioquímica.
Los padres de esta gran científica siempre tuvieron claro que sus hijos, tanto el chico como las chicas, tenían que hacer carrera universitaria en una época en la que no era habitual que las familias apoyasen la formación universitaria de las mujeres.

Se formó durante su infancia en un colegio de monjas en el que se daba la misma importancia a las ciencias y a las humanidades, motivo por el que Margarita se interesó por ambas ramas. Pero en el curso preuniversitario, finalmente, se decantó por las ciencias, dudando entre química o medicina. Finalmente se decantó por la química. Hubo un hecho que marcó su decisión de dedicarse a la investigación mientras aún cursaba la carrera: una conferencia de Severo Ochoa a la que asistió en Oviedo y un libro sobre bioquímica que éste le envió desde Nueva York.

En la facultad conoció a Eladio Viñuelas que se convirtió en su marido y compañero de profesión, hecho fundamental pues ambos comprendían mutuamente el tiempo y sacrificio que requería la investigación, que era además su pasión. Ambos fueron también compañeros de doctorado con Alberto Sols, bioquímico del CSIC, si bien para conseguir que Sols dirigiera la tesis a Margarita, necesitó una recomendación del propio Severo Ochoa.

Cuando finalizaron la tesis, ambos se fueron a Nueva York, al laboratorio de Severo Ochoa, gracias a sendas becas y allí estuvieron por cuatro años. Después volvieron a España gracias a la financiación de la “Memorial Fund for Medical Research para iniciar una línea de investigación pionera en el campo de la biología molecular, aún en pañales en España. Ambos comenzaron a estudiar el interesante fago (virus que infecta bacterias) Phi29. Poco después comenzaron a tener doctorandos, gracias a unas becas de formación de personal investigador, y el laboratorio comenzó a prosperar con nuevos recursos humanos y materiales. No obstante, Margarita estaba a la sombra de su marido y debido a ello, éste decidió cambiar su línea de investigación, dejándola a ella al frente de la investigación sobre el phi29.

La vida profesional de esta gran científica se desarrolló en gran medida en la Facultad de Químicas de la Universidad Complutense y en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, centro mixto entre el CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid, creado en 1975. Ha dedicado su vida científica al descubrimiento y caracterización de la ADN polimerasa del fago phi29, que tiene múltiples aplicaciones biotecnológicas debido a su altísima capacidad de amplificación del ADN.  Su intensa actividad como investigadora ha dado lugar a más de 350 publicaciones en revistas y libros internacionales, ha supervisado más de 30 tesis doctorales, es poseedora de ocho patentes (una de ellas la más rentable del CSIC hasta que terminó su concesión en 2009) y ha impartido unas 400 conferencias.

Recibió diferentes galardones, a destacar que fue Premio Rey Jaime I de Investigación en 1994, nombrada Investigadora europea 1999 por la Unesco y Medalla Echegaray en 2017.
También fue directora del Instituto de España (1995-2003), organismo que agrupa a la totalidad de las Reales Academias Españolas. Trabajó en su laboratorio hasta que el 7 de noviembre falleció a la edad de 80 años dejando un importantísimo legado científico y siendo ejemplo para quienes quieren dedicarse a la investigación científica.

Principales publicaciones


• Highly efficient DNA synthesis by the phage phi 29 DNA polymerase. Symmetrical mode of DNA replication. L Blanco, A Bernad, J M Lázaro, G Martín, C. Garmendia and M. Salas. Journal of Biological Cheministry. 1989.
• Characterization and purification of a phage phi 29-encoded DNA polymerase required for the initiation of replication. L Blanco & M Salas. Proceedings of the National Academy of Sciences. 1984.
• Fidelity of phi 29 DNA polymerase. Comparison between protein-primed initiation and DNA polymerization. J A Esteban, M Sals & L Blanco. Journal of Biological Cheministry. 1989.
• PHI29 DNA polymerase. Luis Blanco, Antonio Bernard, Margarita Salas. Google Patents. 1989.


Para saber más


El bacteriófago phi29 como sistema modelo en biología molecular. Margarita Salas. Cuaderno de Cultura Científica. 2013.
Margarita Salas, pasión por la biología molecular. Mujeres con ciencia.
Margarita Salas. Mujeres Ilustres. Consejo Superior de Investigaciones Científicas.


# También te puede interesar...